Los derechos sexuales

Ene 22, 2022 | Uncategorized

¿Qué es esto de los derechos sexuales? Acaso es una nueva moda… O tal vez no.

No, no es una nueva moda, y bueno en general nada que trate sobre derechos fundamentales del ser humano debería tratarse como una moda pasajera, pues menudo problema creer que los derechos son modas.

Los derechos sexuales y reproductivos ya hace años que se tratan, desde la ONU a la OMS, pasando por diferentes agrupaciones de profesionales que los han puesto sobre la mesa.

De las primeras veces que se recogen o nombran podríamos irnos a leer la «Proclamación de la Conferencia Internacional de Derechos Humanos de Teherán en 1968», no está mal,¿no?

Si buscamos derechos sexuales en Google nos encontramos muchísimas entradas, lo cuál habla de la importancia de los mismos y de la cantidad de personas que habla de ellos, y aún así, la mayoría de personas siguen sin conocerlos, tal vez entenderlos y sobretodo respetarlos.

Para respetar algo no tengo que aplicarlo o entenderlo sólo para los demás, sino para conmigo también.

A mí la declaración de derechos que más me gusta nombrar, es la que se hizo en el XIII Congreso Mundial de Sexología celebrado en Valencia en 1997 (si,si, aquí en España), en este congreso se formularon los siguientes derechos (revisados y ratificados en el siguiente congreso en 1999 de Hong Kong):

  1. El derecho a la libertad sexual
  2. El derecho a la autonomía sexual, a la integridad sexual y a la seguridad sexual del cuerpo
  3. El derecho a la privacidad sexual
  4. El derecho a la igualdad sexual (equidad sexual)
  5. El derecho al placer sexual
  6. El derecho a la expresión sexual emocional
  7. El derecho a la libre asociación sexual
  8. El derecho a tomar decisiones reproductivas, libres y responsables
  9. El derecho a la información basada en conocimiento científico, sin censura religiosa o política
  10. El derecho a la educación sexual general
  11. El derecho a la atención clínica de la salud sexual

De cada uno de estos derechos podríamos hablar horas, porque como todo cuando hablamos de sexualidad, hablamos de todas las facetas que afectan a la identidad del ser y todas sus expresiones personales e interpersonales (afectivas, emocionales, sociales…)

Por desgracia aún estamos lejos de que se respeten al 100%, ya que no se conocen los derechos, e incluso hay quien sigue sin entenderlos.

Conocer y entender nuestros derechos es un primer paso para empezar a respetarlos, y un granito de arena para que la sociedad evolucione hacia un modelo de sexualidad sana.

Conocerlos te puede llevar a reflexionar sobre cómo vives tu sexualidad, cómo te relacionas contigo y con los demás, todas y cada una de las relaciones están afectadas en alguna medida por alguno de estos derechos.

Hablar de derechos sexuales lleva a fomentar la educación sexual desde el inicio y los espacios de reflexión y autoconocimiento para todas las edades.

También invita a hablar de placer y sus diferentes mecanismos, de placer real y básico y no de aquel que vende la sociedad de consumo.

Por supuesto abre la puerta a la necesidad de respetar a cada persona con su identidad propia, pues existen tantas identidades y expresiones sexuales como personas, y tantas relaciones como personas que las componen.

Cómo ves nombrar y hablar de los derechos nos aporta mucho, deseo que este post te aporte todo eso y mucho más…

Más oxitocina necesita el mundo

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Sé Bienvenida

Te invito a leer una selección de mis artículos, con la ilusión de que te sean útiles.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other