Espacio Vida

El lugar en el que puedes ser, crecer y quererte más cada día.

Mi experiencia personal y profesional me han llevado a abrir este espacio porque no encontraba un único lugar en el que poder encontrar todo lo que me interesaba y además sé que interesa a otras mujeres.

En Espacio Vida realizo mis propios talleres presenciales, pero también cuento con otras profesionales que imparten disciplinas complementarias y enriquecen cada experiencia que vivimos en él.

QUÉ ES ESPACIO VIDA

Espacio Vida es un lugar físico, un espacio real, en el que podemos poner palabras y dar luz a todos aquellos temas que no se hablan, que no se les da valor, y que son realmente prioritarios para vivir desde el bienestar, la salud y el placer.

Cada encuentro y taller que llevo a cabo está enfocado al reencuentro contigo misma, con la base del entrenamiento con consciencia y desde el respeto.

Un espacio en el que dar lugar, poner palabras y dar luz, a todos aquellos temas que no se hablan, no se les da valor, y son realmente los prioritarios para la vida desde el bienestar, la salud y el placer.
Un lugar donde todo lo que se proponga vaya encaminado al reencuentro contigo misma, todo con la base de entrenar en consciencia y en respeto, descubriendo todo aquello que es innato en tu cuerpo y todas tus posibilidades de disfrutar de la vida que te rodea.

Naciste con el derecho al placer y con el poder de quererte, ¿quieres reconectarte?

Calle Navarra, 14 acc, 1 planta
41015 Sevilla

COLABORADORAS

Descubre a las colaboradoras de Espacio Vida. Es un auténtico placer contar con ellas.

Ana Martínez Acosta

Psicóloga colegiada (AN 06714), con habilitación sanitaria.
Terapeuta Corporal Integrativa.
Orientadora Educativa.
Especializada en infancia y familia, en crianza consciente y vínculos.
Técnicas de Arteterapia, de Terapia Corporal Integrativa, y sobre todo, la creación de un
vínculo de confianza y mirada de respeto; establecen un espacio de libertad, exploración,
permiso para Ser… Que permite a los niños y niñas a los que acompaño, conectar con su luz interior, domar a los monstruos internos (con cariño), y abrirse a la vida y al amor para llegar a ser Felices. Y en consecuencia, relacionarse con respeto y amor con el mundo que les rodea.

Maite Márquez

Psicóloga colegiada (AN 05924) con habilitación sanitaria y sexóloga

Mujer, madre, esposa, hija,
hermana, maestra, luchadora, creativa, aprendiz, amante de la vida y amada. Persona en definitiva.

Los períodos de crisis personales, esos por los que
antes o después pasamos, me han ayudado a conocerme mejor. Me gusta
aprender, investigar, disfrutar con lo que hago y ayudar a que otras personas
se conozcan y encuentren el camino que verdaderamente quieren recorrer, y
así sientan satisfacción con lo que hacen. Mi lema es la integración, el
equilibrio, aunar lo que pensamos, sentimos y hacemos. Que nuestro
cuerpo, nuestra emoción y nuestro pensamiento vayan unidos. Para
conseguir este propósito utilizo recursos de distintas psicoterapias en las
que me he formado, entre ellas el psicodrama, porque la mejor forma de
desenvolvernos en la vida es experimentarla. El psicodrama nos permite
dramatizar las situaciones que no podemos afrontar en la realidad,
ensayarlas, comprenderlas, encontrar soluciones que trasladamos a nuestra
vida.

Olivia Martínez André

Colegiada FENACO 2813.
Graduada en Naturopatía, y Master en Ciclos Femeninos y Sexualidad (DOULA).
Como naturópata, estoy especializada en el estudio personalizado de la salud desde un enfoque natural y en la reeducación de hábitos saludables en adultos y niños.
Trabajo la salud infantil, informando a las familias de las posibles alternativas que existen para que los niños y las niñas puedan recuperar la salud por medios naturales.

HISTORIAS DE ESPACIO VIDA

Si hace un par de años me hubieran preguntado sobre asistir a un grupo acerca de la sexualidad femenina posiblemente no hubiera aceptado, por desconcierto, pudor o poco interés.
Hoy puedo decir que gracias a darle una oportunidad encontré un grupo de maravillosas mujeres con las que compartir experiencias, entender que hablar de sexualidad va más mucho más allá, va de como nos sentimos con nosotras mismas y con nuestro entorno, como nos permitimos o nos castigamos… como dejar a un lado el estrés o la culpa para aprender a disfrutar de pequeños placeres como “comer una naranja”…

Estuve en una charla de sexualidad y prevención de abusos en niños con Laia y fue tan enriquecedor que la invitamos a nuestro pueblo para que diera la misma charla. Yo quedé
encantada doblemente y todos los comentarios de nuestro grupo fueron positivos.

N.A