El blog de Laia Serra

Lecturas para crecer

Autocuidado y embarazo. La práctica del Yoga

Jun 22, 2021 | Uncategorized

Yoga y gestación. Una union más allá.

Podemos definir el yoga como una práctica física, mental y espiritual, también como un estilo o filosofía de vida. Su origen se sitúa en India, hace miles de años, y era una práctica individual, en la que los maestros, elegían a los alumnos, para transmitir sus conocimientos. Al rededor del año 400 años D.C. que Patanjali, codifico las enseñanzas haciéndolas mas accesibles para todas las personas.

La palabra Yoga, deriva del sánscrito, yuj” qué significa unión, unión con el cuerpo, la mente y el espíritu; ademas de conectar la consciencia individual con la universal. Durante el embarazo el concepto de union se hace todavía más profundo, ya que va orientado a la conexión de nuestra alma con la del bebe, el alma que se esta gestando dentro de nosotras.

Durante el embarazo, nuestro cuerpo se vuelve una tierra fértil donde se desarrollara la semilla de la vida; y aunque nuestro cuerpo debería ser considerado un templo durante toda nuestra vida, y ser cuidado y escuchado en todo momento, a veces no lo hacemos. Durante la gestación esta escucha y respeto se convierte en una prioridad. La practica de yoga durante el embarazo aporta un espacio de autocuidado, en el cual, podemos destacar los siguientes beneficios:

  • Mantiene y/o aumenta el estado de salud general de las mamás, mejorando la circulación, el sistema linfático ademas de estimular el endocrino.

  • Mejora la estabilidad, fuerza y consciencia del cuerpo, en especial de la zona pélvica. ayudando a la futura mama durante el parto.

  • Calma la mente y reduce el estrés causados por los miedos que puedan aparecer, durante este periodo de la vida.

  • Reduce el cansancio y los posibles dolores articulares y musculares.

  • Conecta de una manera mas profunda a la futura mamá con el o la bebe ante de que nazca.

Además de lo citado con anterioridad, el beneficio más importante de todos, es que esta práctica, enseña a las mamás a respirar, a tomar una pausa, a escuchar y sentir lo que esta ocurriendo en el interior. Esta escucha, nos hace darnos cuentas de nuestras necesidades. Al ser conscientes de nuestras necesidades podemos cubrirlas y respetarlas.
La maternidad es un proceso muy intimo de conexión, nuestra intuición aumenta, pero el bullicio diario, el estrés, y las obligaciones, no nos dan la oportunidad de escucharla y vivirla en su totalidad. Por ello, es necesario, cada vez que nos sea posible, crear espacios de descanso, de cuidado, de amor hacia nosotras mismas, que nos permitan ir al interior, evaluar y sentir. A través del yoga, y sus herramientas como la respiración, meditaciones, visualizaciones y el movimiento entre una Asana y otra, la creación de estos espacios de conexión y quietud son posibles.

Respira, descansa y siente. Namaste.

Artículo escrito por Ángela Mauri, Alumna de prácticas en Espacio VIda, del máster de Sexología de la UNiversidad de Sevilla

0 comentarios

Enviar un comentario

Sé Bienvenida

Te invito a leer una selección de mis artículos, con la ilusión de que te sean útiles.